Blogia
PSICOLOGÍA (1º Bachillerato). IES Santa Eulalia

Los sueños

El sueño puede definirse como un estado en el que   hay pocos movimientos, se adopta una postura determinada, con pocas respuestas a la estimulación, es cíclico (se produce cada 24 horas) y tiene una duración de varias horas.
Durante el sueño se producen importantes cambios fisiológicos de la actividad cerebral, una disminución de las funciones corporales y cambios en la conciencia. Mientras soñamos, el pulso se acelera, la presión sanguínea y la respiratoria se hacen irregulares, y desaparece el tono muscular.
Todavía ignoramos qué nos provoca los sueños y para qué sirven, si bien sabemos que soñamos cada noche, aunque no lo recordemos. El sueño puede ser una respuesta a los acontecimientos externos, manifestar las preocupaciones y sentimiento del soñador o un medio de satisfacer deseos o emociones no resueltas en la vida del que sueña.


1.- Fases del sueño.

-Fase de vigilia: en esta fase, en una persona despierta con gran actividad cortical, predominan las ondas beta de 15 a 30 Hz y, cuando se relaja o al cerrar los ojos, aparece un ritmo alfa con ondas de 9 a 12 Hz.

-Fase de sueño:
Fase I (transición de la vigilia al sueño):
se produce una disminución del latido cardíaco, los músculos del cuerpo se relajan y la respiración se vuelve irregular. Las personas despertadas en esta fase creen que no se han dormido.
Fase II (sueño ligero): señala  un sueño más profundo, en el que desciende la temperatura corporal. Se manifiestan los husos del sueño, y complejos K. Las personas despertadas en los cuatro minutos sigiuientes a la aparición de los husos, dicen que estaban dormidas.
Fase III (sueño profundo): se observa que no hay movimientos oculares y que los músculos siguen relajados y emergen husos mezclados con ondas lentas delta.
Fase IV (sueño más profundo): a la persona soñadora es muy difícil despertarla y cuando se intenta aparece desorientada. El sueño profundo dura una hora aproximadamente y después de pasar un tiempo en la fase IV se regresa a las fases III, II y I. En esta etapa, pueden presentarse problemas del sueño como el sonanbulismo o hablar dormido.


2.- Trastornos del sueño.

-Imsonio.
Se caracteriza por la dificultad de iniciar o mantener el sueño. Puede ser causado por factores biológicos o psicológicos. El imsonio puede ser transitorio o crónico. El transitorio se produce por el estrés, los cambios de horario de trabajo, la realización de un viaje o por crisis emocionales. El crónico se debe a problemas orgánicos o psicológicos. Suelen padecerlo personas con trastornos psiquiátricos, con migrañas nocutrnas, o que toman fármacos depresores del SNC. El sueño es algo espontáneoy un error común de los insomnes es obligarse a dormir mediante un acto de voluntad, con lo que consiguen permanecer aún más despiertos.

-Apnea del sueño.
Durante el sueño la respiración se detiene durante 20 segundos o más, hasta que la persona se despierta un poco, traga aire y se vuelve a dormir. Este ciclo se puede repetir muchas veces durante la noche.

-Narcolepsia.
Son ataques de sueño diurnos, repentinos e irresistibles, que pueden durar desde unos minutos hasta media hora y conlleva pérdida de fuerza muscular (cataplexia) y, a veces, alucinaciones visuales o auditivas.

-Desórdenes del sueño en la infancia.
Sonambulismo:
consiste en levantarse de la cama cuando se está dormido. El sonámbulo mantiene los ojos abiertos y fijos, puede inspeccionar el ambiente evitando los objetos encontrados a su paso, incluso puede vestirse y salir de casa. Hay que evitar despertar al sonámbulo ya que le provoca angustia, además se deja conducir a la cama con facilidad. Un episodio de ese tipo puede durar más de media hora.
Pesadillas nocturnas: son sueños terroríficos, comunes en niños y adolescentes, que les provocan angustia y sobresaltos, y perturban el sueño de manera significativa.
Terrores nocturnos: son despertares bruscos precedidos por gritos y lloros, sin contenido onírico, por lo que no dehan recuerdos.
Somniloquio: consiste en hablar o emitir sonidos durante el sueño, dura pocos segundos y ocurre de forma esporádica. No es un signo de desorden patológico.
Bruxismo (rechinar entre dientes): suele aparecer en las dos primeras fases del sueño y a pesar del ruido producido el niño no se despierta. Su etiología es desconocida.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres